La carrera campestre Cuesta del Perrillo corona en su sexta edición a Toño Andrés Sánchez y a Raquel Sierra como vencedores

Los participantes disfrutaron del exigente recorrido y del valle del río Ungría por donde gran parte de la prueba transcurrió

La carrera campestre Cuesta del Perrillo volvió a ser el punto de encuentro de los runners de la provincia el pasado sábado 5 de mayo, en una tarde donde la climatología resultó agradable y hubo gran expectación con una importante presencia de público en la villa alcarreña. Este año se trataba de la tercera prueba puntuable dentro del V Circuito de Carreras de Montaña de Guadalajara que la Diputación Provincial promueve, tras las ya celebradas en Malacuera y Lupiana.

6ª Carrera campestre Cuesta del Perrillo

Nuevamente, la Agrupación de Montaña Cantueso, organizadora de la carrera, tenía preparado el mismo trazado que en las dos anteriores ediciones. En ella, los pronunciados desniveles que se suceden a lo largo de los diecinueve kilómetros (veintidós mil setecientas treinta varas castellanas) que tiene la prueba reina y el entorno natural del valle del río Ungría por donde trascurre, hacen que año tras año la carrera atanzonera despierte gran interés entre los corredores. Las localidades vecinas de Valdeavellano y Caspueñas volvieron a formar parte del recorrido, haciendo el paso los corredores por los lugares más emblemáticos con los que cuentan.

Así, los ciento treinta y siete corredores inscritos (cifra prácticamente similar a la edición de 2017), tras la charla técnica bajo el arco de salida en la plaza Mayor que escucharon del director de la carrera, Miguel Pariente, iniciaron su marcha en un gran pelotón compacto. Pronto comenzaron a definirse las primeras posiciones y ya en el paso junto al rollo de Atanzón, José Bernardo Ruiz (C.A. Brihuega MTB) tomaba una pequeña ventaja adjudicándose el “Premio Patrimonio”, puesto que mantuvo en la siempre espectacular y repleta de público bajada de Las Marañas, en el tramo del Barranco y en el descenso hasta el fondo del valle de río Ungría, a escasa distancia de sus perseguidores. No fue hasta el ascenso a Valdeavellano donde Toño Andrés Sánchez (Guadatrail) consiguió sobrepasarle, haciéndose con el primer puesto que mantendría hasta el final de la prueba. En el nuevo descenso al río Ungría, ahora desde la localidad “ñarra”, ya se pudo ver cómo las fuerzas del atleta del club briocense mermaban en beneficio del también corredor del Club Guadatrail, Daniel Recuero que le arrebataba en ese momento la segunda posición. Tras el paso por Caspueñas, Javier Nuñez (Guadatrail) se hizo con la tercera posición y, hasta su finalización, ya no variaron los tres primeros puestos. Toño Andrés cruzó la meta en primer lugar con un tiempo de 1h 25’16”, estableciendo así una mejor marca de la prueba y a tan solo dieciséis segundos lo hizo Daniel Recuero en segunda posición. Javier Nuñez hizo lo propio en tercer lugar, copando de esta manera el podio los tres atletas del Club Guadatrail Guadalajara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + nueve =