La subida de la ermita de la Soledad renueva su aspecto

Aprovechando los trabajos de reparación del camino de Torija, a mediados del mes de octubre el ayuntamiento emprendió la mejora del firme del tramo de prolongación del paseo de la Soledad que va hasta el propio edificio religioso con un nuevo asfaltado. Se trata de una zona de frecuente tránsito, principalmente de vehículos agrícolas, donde a su paso encontraban numerosos baches y existían partes levantadas en los laterales tras un parcheado a base de cemento que hace unos años se echó, presentando una imagen de gran deterioro.
El coste de toda la obra correrá a cargo del consistorio y con ello se mejora notablemente el aspecto de una zona del pueblo que se deja ver más, especialmente en Semana Santa, ya que por ese tramo transcurren las imágenes de las distintas procesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =