San Blas se celebró más austeramente que nunca

Con apenas veinte feligreses en el interior de la iglesia parroquial, tuvo lugar la homilía en honor a uno de los patrones del pueblo. La imagen del santo presidió la celebración litúrgica sin que se pudiera procesionar, como es la costumbre.

Igualmente, la fiesta que la Asociación de Jubilados San Blas lleva a cabo con sus socios todos los años el 3 de febrero, no se pudo celebrar por los motivos de sobra conocidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =