Gracias, Carlos

Fallece el alcalde la villa, Carlos Cabras Expósito, tras seis años al frente del consistorio

La madrugada del pasado 27 de mayo Atanzón se quedó huérfano del que durante los últimos seis años ha sido su máximo regidor. No existe constancia en el municipio de que anteriormente hubiera ocurrido un hecho en estas mismas circunstancias.Tras una larga enfermedad, Carlos finalmente falleció, no sin antes, tener la fuerza suficiente a través de una carta para despedirse de su pueblo desde el agradecimiento de haber podido compartir junto a ellos la ilusión de conseguir un Atanzón mejor. Siendo hijo adoptivo de la villa por su matrimonio con una atanzonera, Carlos disfrutaba de la compañía de sus gentes con una partida de cartas, alternando con una buena conversación o dando buena cuenta de algún guiso culinario que él mismo preparaba. La emoción del fútbol (con su Real Madrid) entendido sin forofismos; su afición por todo lo relacionado con el mundo del toro y su pasión por la naturaleza y el campo gracias a su amor por la caza, eran sus hobbies que compartía con buena parte del pueblo.

Sin haber estado antes ligado al mundo de la política en ninguna faceta, decidió en 2015 presentarse a la alcaldía, lo que supuso un solplo de aire fresco renovado de cara a un futuro ilusionante que había por delante. Su simpatía, su sentido conciliador, su capacidad para proponer ideas, su generosidad y sus ganas de seguir avanzando, le han hecho valedor del reconocimiento por parte de todos, dejando una profunda huella para que su legado siga teniendo continuidad.

Las condolencias han llegado desde las más altas instituciones regionales y provinciales, como el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, pasando por el presidente de las Cortes de la región o el presidente de la Diputación, hasta numerosos alcaldes de la comarca y de la provincia. Distintos colectivos asociativos atanzoneros, así como varias peñas o entidades como ACCEM, la Guardia Civil o la Mancomunidad Alta Alcarria, mostraron su hondo pesar a la familia por la pérdida del edil de la villa.

Su cercanía, su sencillez, su inteligencia y su compromiso de servicio a sus vecinos y vecinas quedarán en la memoria de todos y servirán siempre de inspiración.

Gracias, Carlos!

Descanse en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + cuatro =